jueves, 10 de noviembre de 2016

Blancas y luminosas

Si hace poco hablábamos de la elegancia y originalidad de las cocinas oscuras, hoy vamos a hablar de las blancas y radiantes que no por ser más comunes tienen que ser más feas o menos elegantes, todo lo contrario. Una cocina blanca siempre va a ampliar el espacio por lo que para espacios pequeños son perfectas y para espacios grandes aún las harán más grandes si es el efecto que deseamos. Lo mismo para espacios con poca luz, el blanco multiplica la luz y siempre va a parecer un espacio más luminoso. Tienen también una ventaja, que es muy difícil que se pasen de moda aunque en un momento determinado se lleve más un acabado u otro. Y otra sería la sensación de limpio y nuevo (eso si cuidamos bien la cocina). Así que para mí es la mejor opción en general. Aunque como os dije en el otro post las cocinas oscuras me atraen poderosamente.
Y si tanto blanco os cansa siempre se puede pintar una pared en otro color como en el caso de la foto 5 o meter el color a través de los complementos. Te puedo asegurar que de una cocina blanca no te vas a aburrir.

¡Feliz jueves!

Mrs Boho






































Related Posts with Thumbnails